martes, 30 de noviembre de 2010

Entrevista en A SALA LLENA

Entrevista para el sitio A SALA LLENA por MATIAS ORTA

Mariano Cattaneo es uno de los veteranos del cine argentino de género independiente. Ahora regresa al largometraje con Incidente, una de terror en clave de falso documental, pero con personalidad propia, que se estrenó en la reciente edición del BARS. Esto es lo que nos contó Mariano sobre su nueva y aterradora creación.


¿Cómo surgió la idea para la película?

Inicialmente surge de mi fanatismo por el cine de terror y los lugares derribados. Soy un amante de las casas abandonadas y lugares que de por sí ya den una imagen fantasmagórica.
Podríamos decir que Incidente surge al revés de lo que normalmente se plantea a la hora de hacer una película, donde primero tenés la idea y luego salís a buscar los lugares. Yo empecé con el lugar, tenía esta fantástica fábrica de cinco pisos abandonada, y de ahí surgió plantear un largometraje en tiempo real donde todo ocurra ahí.
He tenido algunas experiencias con juegos ocultos y siempre quise hacer algo con eso, pero necesitaba un detalle que me motive más aún, y surgió la idea de que si todo está narrado en plano secuencia sería una forma atractiva de contar una historia, tanto por la coreografía de actores en escena como el movimiento fuera de cuadro.
Con respecto a la historia, la idea principal es mostrar como un hecho inesperado pone en situación limite a una persona y ver como reacciona a partir de ahí... un hecho que no entre en tu cabeza y hace que no te importe más nada que salir de un lugar que se transforma en un laberinto... donde tu único amigo termina siendo una filmadora.
El siguiente paso, fue dar con alguien que me de una mano y se encargue de la producción (cosa complicada si las hay en el cine independiente) ahí apareció Ezio Massa (director de Casería, Villa, 24hs en la City) con su productora Malevo Films y QK Films, quien confió en mi proyecto y entusiasmo y se hizo cargo de la producción.
Así empezó Incidente... ¡de un lugar abandonado a poblarse de Demonios!

Incidente está contada con el recurso de falso documental, que viene dando resultados muy aterradores dentro del género de terror. ¿Cuáles fueron tus referentes dentro de esas películas y cómo te propusiste diferenciarte de ellas?

La verdad es que me encanta este estilo de películas, podríamos partir desde Alien Abduction esa película de extraterrestres que acosan a una familia campesina me encanto. Claramente Blair Witch, The Last Broadcast y Rec fueron de base inconsciente para Incidente, ya que todo lo que uno ve y le gusta forma parte de nuestra biblioteca a la hora de buscar ideas, uno inventa cosas nuevas pero siempre parten de las cosas vividas y los gustos por la ficción.

¿Qué otras influencias tuviste en cuenta a la hora de preparar Incidente?

Principalmente Demonios, de Lamberto Bava, y el libro de Stephen King Desesperación, porque quería volver a las clásicas películas de demonios. En Incidente no hay infectados, ni zombies: son los demonios que utilizan a los humanos como ropa.


La película funciona como un largo plano secuencia. Contanos cómo lo filmaste, cómo se filma una película en clave de falso documental (al menos, desde tu experiencia).

Realmente es una experiencia que me dejó mucho, ya que nunca había planteado una forma de trabajar así. En primera instancia, el plano secuencia hizo que modifique muchas cosas del guión que por razones obvias de tiempos no podían hacerse. Me senté con los de Fx (Rabbid Efx) y tratamos de buscar qué se podía hacer y qué tiempos llevaban cada cosa. Acá no podíamos irnos un día y al otro traer todos los efectos ya hechos, había que hacerlos en el momento y con el tiempo ajustado, todo un sincro humano!
Lo más importante fue conocer el lugar. La fábrica la venía recorriendo solitariamente hace dos años, así que la conocía bien. Lo que hice un día fue llevar una cámara y como un loco empecé a correr por los pasillos imaginando la historia (no tenía guión aún), así que partía de un lugar e iba viendo a dónde me llevaba la situación, así luego de ver el material y afirmar que estoy quemado (las cosas que acotaba en ese video son irreproducibles), me senté a escribir el guión con los lugares que más me habían gustado. Luego con el guión y la cámara volví por más, esta vez leyendo el guión y así tuve una idea de la duración y como más o menos funcionaba el recorrido de la película.
Luego hice unos planos de movimiento de cámara, otro de actores y uno para el equipo técnico.
Así sólo quedó ir con el equipo de actores y técnicos y hacer los recorridos de reconocimiento con cada uno.
Una de las partes más difíciles era la luz, ya que la fábrica tiene cinco pisos y sólo electricidad en una punta. El plano secuencia impedía los generadores y demás, así que el Dir de Fotografía “El Rusi” ilumino lo mínimo en determinadas escenas y tratamos de aprovechar la luz natural, jugar con el diafragma de cámara y principalmente con la luz de cámara, que es lo que da la idea de película espía.
Muchas cosas aprendí de esta experiencia, ya que te pone atento a muchas cosas y no hay tiempo de sobra. Lo mejor fue que todo el equipo de producción y técnicos funcionó bien y unido.

¿Cuánto tiempo te llevó hacer la película?

La película se realizó, entre ensayos y filmación, en tres fines de semana y una tarde más para las escenas del inicio: la presentación policial.

En el elenco hay varios actores, directores y especialistas en FX muy conocidos dentro del panorama del cine independiente argentino de género, como Daniel de la Vega. ¿Ya los conocías? ¿Escribiste esos personajes pensando en ellos?

Muchos son amigos, con Daniel siempre hablamos de una participación y el papel del Policía retirado le quedaba muy bien. Con Andrés Borghi la cosa fue distinta. Nos conocíamos por mail y de hablar de algunos trabajos de cada uno, siempre quedamos en tomar un café para hablar en vivo y nunca se dio, así que lo conocí directamente con un cuchillo en la garganta. ¡Que buena gente!

El único papel preparado de antemano es el de Simón Ratziel, de Rabbid Efx, que quisimos hacer una especie de juego escondido entre un personaje que él interpretó en un cortometraje, Deus Irae, haciendo del Padre Akratos, y ya que en Incidente había un cura, repetimos el personaje en otro contexto.
Si bien ya habías dirigido dos largos junto a Ygnacio Cervio (Fanáticos y Bienvenidos al horror), ¿cómo fue la experiencia de dirigir un largo vos solo?
La verdad debo agradecer la comodidad que tuve a el equipo de Producción, tanto Ezio Massa, Gabriel Cordova y demás hicieron todo para que yo pueda estar tranquilo en lo mío, eso no lo había tenido nunca ya que anteriormente siempre era yo un hombre orquesta, metiendo la mano en todos los tarros... La experiencia fue muy buena gracias a que trabajé con gente talentosa y muy bien predispuesta.

¿Cómo sigue el camino de Incidente?

Inicialmente queremos hacer la recorrida de festivales, donde sea, de ahí vemos si podemos también presentarla al Instituto de Cine Nacional (INCAA).

Las películas de farsa producciones inspiraron a toda una generación a hacer películas con escasos recursos pero muy divertidas y de género. Aparecieron las productoras Crepusculum, Paura Flics. Incluso vos formaste Kandar Producciones, con Ygnacio Cervio. Y las películas son cada vez mejores y de más calidad. ¿Qué opinás de este momento del cine nacional de género?

Creo que en el Cine Independiente Nacional hay un nuevo aire con ganas de hacer películas para el público y no sólo para contar historias personales. Creo que hay que darle más lugar a la ficción fantástica, el género está creciendo y en el mundo independiente hay excelentes trabajos, maravillosas personas y un talento que va a explotar pronto... También lo bueno es la ayuda colectiva entre estos grupos de cineastas, donde la movida de uno es incentivada por el otro sin pensar en competencia ni nada. Al fin y al cabo, si le va bien a uno está ayudando al otro.
VideoFlims es otra de estas movidas de las que hablo, un lugar que da lugar al cine hecho a pulmón, un espacio para que ese esfuerzo no quede en una cajita de dvd en tu biblioteca y sólo para amigos...
Lo bueno de todo esto es que se está gestando un nuevo cine argentino, pero de verdad; uno con vistas al cine fantástico y de género. ¡Vamos!

¿Es posible hablar de próximos proyectos?

Terminé recién con Incidente, pero ya quiero empezar con lo próximo, todo proyecto te deja algo, enseña algo y estoy con ganas de ponerlo en práctica en lo que sigue. Veremos qué hay ahí cuando abra la caja de ideas.

www.asalallenaonline.com.ar